Cómo utilizar unas bolas chinas para fortalecer tu suelo pélvico

BOLAS CHINAS NO SON

Probablemente conozcas las bolas chinas, aunque seguro tienes un concepto errado de ellas con respecto al uso que se les da. Aunque la creencia general establece que esta especie de “juguete erótico” cumple roles especializados en brindar placer sexual a la mujer, nada podría estar más lejos de la realidad. Si pensabas esto, entonces te habrás quedado con la función más básica que se le puede dar a este implemento. Lo cierto es que las bolas chinas no cumplen un rol sexual determinado para brindar placer a las damas, ni siquiera en pequeños atisbos. Así estén bien colocadas sobre la abertura de la vagina, no tendrán efecto alguno como si lo harían vibradores, succionadores o masajeadores.

Sin embargo, son útiles para las mujeres que quieran fortalecer el suelo pélvico. A través de una serie de ejercicios determinados podrás descubrir como dar a las bolas chinas el uso que se merecen. Descubrirás también a continuación las recomendaciones generales respecto a este novedoso y práctico juguete sexual.

Las bolas chinas NO son para proporcionar placer

Elimina esto de tu mente. Olvídate por completo que comprar bolas chinas para ti o para tu pareja traerá beneficios orgásmicos, porque la verdad es que no trae ninguno. Incluso, existen ciertas contraindicaciones que hasta podrían llegar a lastimar la zona vaginal, porque no todas las mujeres están aptas para adquirir este famoso “juguete”. Deben utilizarse única y exclusivamente en damas con debilidad en suelo pélvico, con el objetivo de fortalecer dicha zona. Algunos de los casos más comunes en que los especialistas recomiendan el uso de bolas chinas son los siguientes:

  • Cuando se está planificando un embarazo. Esto tomando en cuenta que la pelvis femenina necesitará de la fuerza suficiente para empujar al bebé hacia afuera durante el parto.
  • Tras tener partos múltiples. A las madres que ya hayan tenido dos o más partos naturales, e incluso vía cesárea, se les recomienda el uso de bolas chinas para evitar complicaciones genitales como desprendimiento de órganos sexuales internos (prolapso).
  • Para mujeres que practican deportes de impacto o aquellas que suelen cargar peso constantemente.
  • Muy especialmente para las damas que estén próximas a realizarse una cirugía genitourinaria o de la zona pélvica.
BOLAS CHINAS NO SON

Las bolas chinas no se deben utilizar para generar placer sexual (Foto de Reviewbox México)

¿Cómo se deben utilizar las bolas chinas?

Antes de comenzar a utilizarlas, debes tener en claro que funcionan bajo dos modalidades: vibración y movimiento. ¿Cómo es eso? Bueno, la bola más pequeña se introduce sobre el interior de la vagina, mientras que la otra más grande quedará levemente por fuera. A partir de allí, las paredes de ambas bolas chocarán entre si por causa de la vibración y el movimiento que van empleando y ello produce una respuesta involuntaria en la zona muscular que rodea la vagina. Los minutos que pongas a trabajar las bolas chinas sobre la vulva, estarás estimulando, tonificando y fortaleciendo el suelo pélvico.

¿Cuando es recomendable utilizarlas?

Las bolas chinas son herramientas recomendadas cuando se es detectada alguna debilidad pélvica de nivel medio. Pero no es la única técnica recomendada para fortalecer la pelvis femenina, puesto que también se aconseja alternar el uso de las bolas chinas con ejercicios de Kegel o gimnasia abdominal hipopresiva. Aún así, solo deberán utilizarse sobre la fase final del tratamiento establecido por el especialista. Con respecto a esto, los expertos también sugieren usar vibradores y electroestimuladores para fomentar la consecución del tono muscular de suelo pélvico adecuado. Ante todo, lo mejor sería que acudas con un fisioterapeuta para que sea el quien determine si en tu caso es necesario recurrir al uso de bolas chinas, o si por el contrario necesitas de otras herramientas.

No todas las mujeres pueden hacer uso de las bolas chinas

Volvemos a uno de los ítems mencionados previamente, donde te indicamos que no todas las mujeres estaban aptas para utilizar bolas chinas por distintas razones. Por ejemplo, están contraindicadas en mujeres con un nivel muy bajo de debilidad en suelo pélvico, porque les causará frustración el hecho de no poder retenerlas en la abertura vaginal. Aunque la cosa no difiere cuando se trata de mujeres sumamente estrechas, con hipertonía muscular o vaginismo, porque ni siquiera podrán introducirlas en la vulva. Tampoco es recomendable utilizarlas durante la cuarentena de mujeres que recién acaban de dar a luz, porque podría fomentar un prolapso interno y las complicaciones serían peores.

BOLAS CHINAS Y PANTYS

No todas las mujeres están facultadas para utilizar las bolas chinas (Foto de Sincable)

¿Cuánto tiempo deben utilizarse para que los resultados sean satisfactorios?

Esto dependerá de la prescripción realizada por el profesional al que hayas acudido y que te haya recomendado su utilización. Aunque lo general es que se recomiende usar las bolas chinas en un lapso promedio entre 10 y 15 minutos, sin rebasar este límite para no sobreejercitar la zona vaginal. Si es la primera vez que las utilizas, hazlo dos veces por semana durante dos semanas. De esta forma estarás constatando que eres capaz de mantener ambas bolas dentro de la vagina.

Un tip para su uso

Colócalas con sumo cuidado y camina unos veinte metros ida y vuelta, si en ese pequeño recorrido notas que no se te salen, entonces puede seguir adelante con los ejercicios. Luego de dos semanas ya estarás facultada para aumentar otros diez minutos a razón semanal. Pero recuerda, la prescripción recomendada debe ser otorgada por un especialista sanitario. No las compres al azar sin saber si realmente las requieres.

KEGEL Y BOLAS CHINAS

Se recomienda utilizarlas alternando con ejercicios de Kegel para fortalecer completamente el suelo pélvico (Foto de Telemundo)

¿Cómo escoger las bolas chinas adecuadas?

Este es uno de los pasos más importantes con respecto a la adquisición y uso de las bolas chinas. De hecho, los especialistas afirman que en principio debe abordarse el tema como “bola china” en singular, puesto que las mujeres deben iniciar es con una bola de menor tamaño y peso. A medida que vayan avanzando en el tratamiento, es que podrán adquirir otras de mayor longitud, y sobre el final del procedimiento aconsejado por el especialista, es que se recurrirá al uso de dos bolas.

BOLAS CHINAS IDEALES

Asegúrate de elegir el modelo correcto y que se adapte mejor a tus necesidades (Foto de Revista Ginecología y Obstetricia)

Aunado a ello, es importante tener en cuenta que las bolas chinas deben seguir unos lineamientos de higiene que te protegerán de adquirir alguna infección vaginal. Estas deben quedar colocadas en la misma zona donde se ubican los tampones menstruales, con el cordón que las sujeta sobresaliendo de la vagina para facilitar su extracción. Y como consejo final: no olvides que las bolas chinas NO son para brindar placer. Si las utilizas o piensas utilizar con este fin, sólo estarás perdiendo el tiempo. Sus propiedades son exclusivamente para ejercitar.