PAREJA 1
Salud Sexual

Cómo subir la temperatura de tu pareja sin ‘tocar abajo’

Existen muchísimas maneras de calentar a tu pareja sin tener que recurrir a tocar sus genitales. De hecho, a todo el mundo se le recomienda llevar a cabo una rutina preliminar antes del coito para encender la llama y hacer más vívido el momento. ¿Cómo lograr subir la temperatura de nuestra media naranja sin tener que tocar “ahí abajo”? Simple y llanamente como te lo explicaremos detalladamente a continuación.

Tomar en cuenta los oídos y el cuello

Dos de los puntos “débiles” fundamentales que casi todo el mundo tiene y que debes saber explotar en tu pareja, son los oídos y el cuello. Parece mentira que aún estando a simple vista sean pasados por alto por millones de personas en todo el mundo. Si tan solo tomasen en cuenta la gran cantidad de terminaciones nerviosas que allí se congregan, indudablemente se dedicarían más a explorar esta vertiente erótica. Son dos zonas absolutamente sensibles, especialmente en el cuerpo de las mujeres.

La mejor manera de hacer que la temperatura suba en ellas explotando estas zonas es empezando a dar besos suaves, ligeros toques con la lengua y suspiros. Posteriormente puedes bajar con suavidad hasta sus hombres y rodear el cuello con rondas de besos también. Primero es esencial que comiences con la mayor lentitud posible, cuestión de que ambos logren excitarse a plenitud. A medida que avances, puedes ir aumentando la intensidad del momento.

PAREJA 1
Besar y estimular correctamente la zona del cuello y los oídos encenderá la llama en pocos minutos (Foto de Salud180)

Masajes en la espalda

Uno de los puntos esenciales que todo el mundo adora que le toquen y le recorran, es la espalda. Por lo tanto, debe formar parte de la lista de ubicaciones corporales por explorar para lograr excitar a tu pareja sin llegar todavía a la parte genital. Una gran idea antes del sexo es realizar a tu pareja un masaje relajante para abrir paso a lo que vendrá a continuación. Lo recomendable es que se hagan suavemente y con ayuda de algún aceite corporal, pues esto le brinda mayor sensualidad y erotismo al asunto.

PAREJA 2
Nunca desestimes la idea de realizar a tu pareja un buen masaje (Foto de Mejor con Salud)

Brazos y piernas

Recuerda que lo fundamental es tocar todo el cuerpo sin tener que apelar directamente a los genitales para ir calentando la situación tanto como lo deseas. Aunque el cuello, los oídos y la espalda son los lugares que mejor se disponen para prender la llama de la excitación, no estaría de más que intentes toqueteando también los brazos y las piernas.

Del lado contrario del codo y de la rodilla hay muchísimas terminaciones nerviosas que son las que hacen posible que las caricias en dicha zona se tornen absolutamente eróticas. Más allá de hacerlo con las manos como seguramente estarás pensando hacerlo, mejor que sea con los labios y la lengua, pues la sensualidad que este gesto brinda no podrá compararse con nada.

PAREJA 3
Toca, besa y acaricia las piernas de tu pareja como aperitivo al acto sexual (Foto de Twitter)

Rostro y cabello

También habrá quienes se deleiten y exciten cuando les acaricien continuamente el cabello y el rostro, así que ten estos lugares del cuerpo en cuenta para estimular todo de la mejor manera. Es fundamental para lograr la excitación en tu pareja que antes de llegar a dicho punto, esta se encuentre totalmente relajada y prevenida de cara a lo que se vendrá. Como el efecto a posteriori será el encuentro sexual, lo mejor es que la relajación y la tranquilidad reine en todo momento.

¿Y qué mejor manera de conseguir ambos aspectos si no es con caricias en el rostro y el cabello?. En torno a este punto, te aconsejamos dar suaves pero al mismo tiempo firmes masajes en el cuero cabelludo y alternarlo con besos suaves y eróticos en el rostro. Lo único que debes tener en cuenta ahora mismo es que no se vale tocar los labios, al menos no en estos instantes. De los besos en los labios podrían pasar rápidamente al acto sexual y lo que se quiere es prolongar la situación para disfrutarla mucho mejor.

MASAJE CABELLO
Acariciar el cuero cabelludo también “enciende el horno” (Foto de El Mundo)

Glúteos y entrepierna

Vamos, ¿que chica podría resistirse a unas buenas y formidables caricias aplicadas a la zona de los glúteos y la entrepierna? Es una manera perfecta de tentarlas sin tener que llegar directamente a su vagina. Un poco de jugueteo con los glúteos, nalgadas e incluso besos y pequeñas lamidas, te aseguro que vendrán bastante bien a la situación. Mientras que la entrepierna, al ser una zona erógena bastante cerca de la vagina, envía señales de excitación rápidamente al cerebro y este las captará en cuestión de segundos.

No tendrás siquiera que bajar o remover sus bragas para causar una humedad que poco después te dará la bienvenida. También es preciso que tengas en cuenta que tanto los glúteos como las entrepiernas son zonas un poco delicadas, así que no vayas con demasiada rudeza para no dañar el momento. Pero además de las chicas, cabe destacar que muchos hombres también aman que les toquen los glúteos y esta zona de la entrepierna, así que sería cuestión de comunicarte con tu chico para saber si estaría de acuerdo con ello, o si de lo contrario, se niega.

NALGADAS
Hay chicas que se deleitan cuando las nalguean (Foto de LOS40MÉXICO)

Y finalmente, recuerda que la comunicación en pareja debe prevalecer entre ambos en todo momento para evitar realizar algo que incomode al otro y tire todo por la borda.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies