Las fantasías sexuales más comunes entre los hombres

fantasías sexuales masculinas

Aunque muchos decidan no compartirlas en público, los hombres también tienen sus fantasías sexuales; las cosas que más les gustaría probar con su esposa, su novia o la chica de la que se enamoraron.

Las cuatro fantasías sexuales más frecuentes en los varones

Con algunas se trascienden lo amoroso. Hacer un trío, dominación y sumisión, tener sexo afuera de la cama y el sexo con una desconocida son fantasías sexuales típicas de los hombres jóvenes y adultos ya sea estando solteros o en pareja.

La primera consta del hombre excitándose de manera mutua con otras dos mujeres, quienes juegan entre sí haciendo una de ellas una felación y la otra acariciando las partes genitales de ambos para un mayor goce y disfrute.

Se trata, además, de la situación que más les gusta ver a los hombres cuando ingresan a un sitio con videos porno y lo que más desearían poner en práctica si tuvieran consigo mismos a dos mujeres atractivas y expertas en el tema.

Por su parte, la segunda se basa en una suerte de juegos de poder en la que tanto el hombre como la mujer están de acuerdo y, quien domina (al menos en ese instante), es el que tiene el poder y control total de la situación.

En tanto la tercera es consecuencia no solo de ver videos porno, sino también de las experiencias ajenas. A partir de esto último, al escuchar que un amigo o conocido tuvo sexo con su chica en el baño o arriba de la mesa, el hombre desea hacerlo.

Por último, la cuarta es una fantasía que permitiría sacarse las ganas y disfrutar al máximo con una mujer con quien carecen de un vínculo amoroso y de amistad pero que, por algún motivo, lo atrae. Puede ser una secretaría, una vecina, una modelo, etc.

Cabe destacar que, de estas cuatro presunciones, tener sexo en un sitio diferente a la cama de la pieza es la más factible o probable de lograr ya que a las mujeres también les encanta dicha idea.

El sexo en un lugar público, una utopía anhelada

Perteneciente al morbo de lo prohibido, concretar el sexo en una plaza o una calle es una fantasía sexual propia de los hombres. Incluso con el miedo de ser descubiertos o filmados, a ellos les divierte imaginarlo y por ello lo desean.

Uno de los orígenes de esta fantasía de los varones es lo que ocurre, por ejemplo, en una fiesta, boliche o en cualquier lugar público donde un encuentro con la mujer que les gusta ocurra.

En estos casos, si bien no se llega al coito y dicha posibilidad queda muy lejos de concretarse, el hecho de querer tener sexo durante largo tiempo, abrazarse y tocarse de forma mutua lleva a imaginar un momento íntimo como el que se vive en una casa.

De todos modos, tener sexo en un lugar público es una fantasía muy propensa para quienes siempre quieren desafiar la autoridad y realizar lo prohibido aun sabiendo que recibirán un severo castigo.

Al mismo tiempo, poder reunir el sexo y una pasión o hobbie en simultáneo es una fantasía sexual presente en el público masculino que permite una mayor excitación y disfrute cuando se concreta.

Esta consta de pensar –por parte de alguien que es, por ejemplo, fanático del fútbol-, en cómo sería el momento del coito con una chica a quien también le apasiona lo mismo y, juntos, desarrollan algo similar en el sexo.

Se trata de una imaginación que se produce muy dentro de la mente de cada hombre; el hecho de pensar “los dos somos fanáticos de este club y gritamos desaforadamente sus goles. ¿Cómo será cuando alcancemos el orgasmo? Seguramente mucho mejor”.

Así, puede ser un deseo proveniente de compartir los mismos gustos. Ya sean musicales, por el deporte o por diversas actividades diarias, puede ser lo que le incite a crear esas fantasías.

Fantasías sexuales independientes de tu peso o tipo de cuerpo

Pese a sentirte muy segura de que por ser gordita un hombre jamás va a experimentar el sexo contigo, tienes que saber que estás confundida; los hombres priorizan otras cualidades de ti que van más allá de si te encuentras excedida de peso o si no eres linda.

El simple hecho de poder hacer realidad alguna de las tantas fantasías que el hombre tenga en su mente; sea este adulto, joven o adolescente, es más que suficiente para terminar con tu preocupación y creer en ti misma.

Es que en la consciencia e imaginación de los hombres, la mujer que está practicando sexo fuera de la cama, en un lugar público, en trio, etc. Lo excita aún más debido a todo lo comparten y los kilos de peso corporal y el tipo de cuerpo carecen de lugar.

En este contexto lo mejor que puedes hacer es sentirte bien y segura de ti misma. Demostrarle al hombre que te gusta que eres capaz de convertir en realidad todas sus fantasías, te hará aún más atractiva para él.

En cambio, si te encuentras con baja autoestima, deprimida y aseverando que ningún hombre te deseará por estar excedida de peso; es probable que ellos terminen eligiendo a otra porque se darán cuenta de que contigo no conseguirán lo que quieren.

Los testimonios de los hombres, la clave

Cuando escuchas a un hombre contar algunas de sus grandes experiencias vinculadas al sexo o a sus fantasías sexuales; notarás que, en muchos casos, alagan a las mujeres con quienes concretaron por cuestiones que nada tienen que ver con el peso.

A su vez, cómo miras al varón, las cosas que le dices y el movimiento de tus manos, entre otros; serán esenciales para que él vaya tomando confianza en ti y, más adelante, ponga en práctica una de sus tantas fantasías.

Es por ello que cualquiera de las fantasías sexuales masculinas reúne diferentes condiciones para volverse real. Ser gordita no es un impedimento para realizarlas dado que en el sexo hay muchas posiciones que resultan ideales para que pruebes.