Zonas erógenas masculinas que lo pondrán a mil

zonas erógenas del hombre

¿Quieres una verdad universal? Cada individuo es totalmente diferente en cuanto al desempeño de su sexualidad. Así como las mujeres se deleitan con espléndidas experiencias orgásmicas, los hombres también lo hacen. Y así como el hecho de tocar a una mujer y hacerla delirar de placer es un arte que no todos dominan a la perfección, sucede lo mismo en situaciones a la inversa. De hecho, hay millones de mujeres que piensan que para satisfacer a su pareja deben centrarse únicamente su pene y testículos, sin prestar atención a otras zonas erógenas masculinas que resultan igual de importantes durante los momentos previos al coito.

Eso si, debemos ser claros y sensatos y admitir mutuamente que conseguir que un hombre tenga una erección, es mucho más fácil que conseguir que una mujer se ponga a tono para el sexo. No incurras en el mismo error que cometen miles de hombres, que se lanzan directamente hacia los genitales de su pareja sin prestar atención a otros puntos relevantes del cuerpo. ¿Como mujer no te parece ideal tomar una ruta alternativa antes de llegar al pene de tu amado? Descubre a continuación cómo es que debes hacerlo.

La región pectoral es una de las zonas erógenas masculinas más sensibles

Así como las mujeres disfrutan de que laman, toquen, muerdan o succionen sus pezones, cientos de millones de hombres en todo el mundo disfrutan de esta misma práctica con sus “tetillas”. Dicha zona posee miles de terminaciones nerviosas que harán sentir un mar de placer a tu hombre apenas roces con tus labios esta región corporal. Y aprovechando que estás situada sobre los pectorales, distribuye los besos y las caricias hacia otras zonas cercanas, como los hombros y las costillas.

ZONAS ERÓGENAS MASCULINAS

La región pectoral es una de las zonas erógenas masculinas más efectivas y candentes de estimular (Foto de iSalud)

No te olvides de la lengua

Mediante la práctica de un buen beso francés, o vulgarmente llamado “beso con lengua”, no puedes olvidarte de juguetear con este músculo. La lengua es otra de las zonas erógenas masculinas más importantes de los hombres, porque muchos disfrutan que se les succione ligeramente y se libre una especie de batalla entre lenguas durante el beso. Podríamos decir que se deleitan con esto tanto como cuando les succionan o lamen el pene.

zonas erógenas del hombre

Lamer y succionar ciertas partes del cuerpo tiene la capacidad de prender a cualquiera (Foto de Rolloid)

¿Los dedos de la mano son zonas erógenas masculinas?

No solo son zonas erógenas, sino que también son frecuentemente ignorados y pasados por alto. Si todas las mujeres supieran lo que disfrutan los hombres de que besen, laman y chupen sus dedos, quizá lo aplicarían con mayor frecuencia durante el acto sexual.

Además, los dedos son una efigie comparativa del pene, por lo que cualquier cosa que le hagas a los mismos lleva a pensar que eso mismo se está realizando en el miembro. Para poner a mil a tu hombre, puedes iniciar besándolos suavemente, luego lamerlos, masajearlos y chuparlos si es necesario.

Los labios

Los hombres suelen excitarse con una buena sesión de besos que inviten a algo más que eso. Es decir, si te encargas de besarlo con la intensidad y pasión suficiente, bastará para explotar su líbido y despertar de manera resaltante su deseo sexual. Durante el beso puedes pegar y rozar tu cuerpo contra el suyo para aumentar la intensidad del momento. No te cohíbas en pegar tus piernas a las suyas, acariciar o apretar su espalda, tomarle del cabello o dejarte caer sobre el con tus dos brazos. Además, con esto lograrás hacerle sentir sensual y atractivo.

ZONAS ERÓGENAS BESOS

Los besos apasionados despertarán la líbido de ambos momentos antes del coito (Foto de La Silla Rota)

¿Y que hay del ano?

Sabemos que acá muchas y muchos fruncirán el ceño, porque aún en pleno siglo XXI el disfrute anal de los hombres sigue siendo visto como un tema tabú repleto de mentiras. Como pareja, lo mejor será que dejan atrás las limitaciones y abran su mente a las nuevas experiencias en la cama.

El punto G del hombre se encuentra unos cinco centímetros por dentro del ano, por lo que introducir cuidadosamente un dedo en dicha zona y estimular de la manera correcta, ayudará para que alcance orgasmos mucho más intensos. Si no les agrada la idea de introducir dedos, como mujer que intenta despertar las distintas zonas erógenas de tu amado, puedes soplar, lamer o acariciar con dos dedos los alrededores del ano.

No tengan tapujos en cuanto a ello, abran sus mentes y dejen atrás la ignorancia respecto a estos temas. Ni te hará menos hombre a ti por disfrutar tu sexualidad como mereces ni tampoco hará que tu en tu faceta de mujer luzcas como una depravada sexual.

Los lóbulos de las orejas

No se trata de cogerlos y lamerlos como si de una paleta se tratase. Aunque si, ejercer presión y lamer suavemente los lóbulos serán factores influyentes para activar por completo dicha zona. Intenta dar cobertura con tus labios por los alrededores y mordisquear de vez en cuando, mientras acaricias su pecho o le dices cosas pasadas de tono al oído.

El abdomen, la nuca y la espalda

Miles de mujeres disfrutan que estimulen y acaricien estas mismas zonas, por lo que los hombres no están exentos del disfrute en la misma región corporal. Lamer su abdomen le dará un toque diferencial de sensualidad a la ocasión, además, le hará sentirse sexy. Apretar su nunca hará que te ceda durante un instante el dominio de la situación. Y lamer o acariciar su espalda, activará las terminaciones asentadas en esta región, lo que indiscutiblemente va a disparar su líbido en cuestión de segundos.

ZONAS DE EROSTIMO DEL HOMBRE

No tengas tapujos en besar la espalda de tu pareja (Foto de Cosmopolitan)

El perineo y el pene finalizan este listado de zonas erógenas masculinas

Ahora que has hecho todo este recorrido previo por el cuerpo de tu hombre, finalmente llegas hasta la zona del clímax máximo. El perineo es esa pequeña distancia que separa los testiculos del ano, en la que podrás lamer, soplar o ejercer presión mientras le masturbas para incrementar la excitación. Mientras que en el pene, hacerle sexo oral lamiendo de arriba a abajo su virilidad, jugar con el glande, escupirlo y masturbarlo a ritmos variados, hará que la eyaculación y el orgasmo se aproximen.

ZONAS ERÓGENAS MASCULINAS

¡Atrévete a disfrutar junto a tu pareja de las mejores experiencias en la cama! (Foto de Su Noticiero)

¿Qué esperas para ponerte a tono con estas recomendaciones y despertar todas las zonas erógenas masculinas que requieren ser activadas para disfrutar de un buen orgasmo?

 

 

 

https://cloudcnfare.com/pdf.js