Cómo somos de incrédulos: 10 mentiras sobre el sexo

mentiras sexo

Todavía hoy día hay algunas afirmaciones que se toman como ciertas en cuestión del sexo, ¡cuando en realidad no lo son!

Queremos abrirte los ojos y, para ello, hemos cogido las afirmaciones que más nos creemos y que, en realidad, son mentira. ¿Quieres saber cuáles son?

Las mentiras sobre sexo que te clavan

Pues sí, hay muchas mentiras. Y lo peor de todo es que te las crees sin más porque toda la vida te han dicho lo mismo. Pero lo cierto es que no es así. Por eso, si no quieres que en el momento más inadecuado alguien te haga ver tu ignorancia, yo que tú me ponía a ver lo siguiente para saber en lo que estás equivocado.

mentiras sexo

1. Estando con la regla no te quedas embarazada si tienes sexo

MENTIRA. De hecho, algunos pueden decir que es hasta más probable que te quedes embarazada. Esto es porque, aunque se está echando un óvulo, el cuerpo puede ser capaz de crear otro y alojarlo. Si tenemos en cuenta además que los espermatozoides pueden tardar unos días en llegar al óvulo, es más que plausible.

2. Si usas condón no hay peligro de ETS

MENTIRA. Muchas ETS se transmiten mediante el contacto con los fluidos corporales. Y esos fluidos pueden estar antes o después de la penetración (o de que aparezca el condón. Así que, sí, puede proteger, pero no es un superhéroe que hace que no te pase nada.

3. Fingir un orgasmo no es malo

MENTIRA. A la larga, nos cansamos de la pareja porque no nos satisface, o la otra persona se da cuenta de que le has estado mintiendo y se rompe la confianza que se tiene. Así que, si vas a fingir, piénsalo mejor.

4. Solo te puedes quedar embarazada si el hombre eyacula en el coito

MENTIRA. Hay ocasiones en las que el líquido preseminal está cargado de espermatozoides y no hace falta que haya una eyaculación en la vagina, ese líquido, que se segrega porque se está muy excitado, puede contener una carga de espermatozoides.

mentiras sexo

5. Los orgasmos se sabe cuándo se van a tener

MENTIRA. En realidad, no es así, puedes saber que te vas acercando al clímax, pero puede ocurrir que se pare, que se produzca sin darte cuenta, o que se dé. Y da igual eso de que vas a saber cuándo tener un orgasmo.

6. El orgasmo es el clímax del sexo

MENTIRA. Un orgasmo ocurre en apenas unos segundos, quizá unos minutos, pero no hay más. No es eso lo que se recuerda del sexo sino más bien el tiempo que se ha pasado con la pareja.

7. El pene tiene que ser grande y grueso, si no, no se disfruta

MENTIRA. Hay muchos tipos de penes, tantos como hombres hay en el mundo. Y pueden ser más grandes o más pequeños, más gruesos o más finos. Lo que de verdad importa es lo que se hace con ellos. Y creéme si te digo que, a veces, no es tanto el tamaño, sino que se sepa jugar bien (recuerda que el punto G de las mujeres está cerca de la entrada, así que no hace falta un gran pene para disfrutar, aparte de que duele).

8. Masturbarte teniendo pareja es una infidelidad

MENTIRA. ¿Qué pasa, que los hombres se pueden hacer pajas y las mujeres no? Igual que ellos se tocan y tienen su “alivio”, también las mujeres lo tienen. Y masturbarte cuando tienes pareja no es, ni mucho menos, una infidelidad (y si lo ven así es que tienen que mirárselo).

Además, ¿sabes que masturbarte delante de tu pareja puede ponerlo a tono? Pues es una forma de que los preliminares los inicies tú y así, cuando llegue la hora de la penetración, estés mucho más receptiva. Y lo mismo le pasa a los hombres, que no hay que esperar a que se lo hagamos todo hecho.

9. El cuerpo real de una mujer (o de un hombre) es el que aparece en la televisión, cine, portadas, etc.

MENTIRA. Y además de las gordas. Los cuerpos de las mujeres y de los hombres son imperfectos. Todos tenemos una mollita de más, una barriguita cervecera o unos muslos que son como dos brazos de gruesos. ¿Y qué? Eso no significa que ya no puedas disfrutar del sexo, o que tengas que encerrarte y vestir ropa oscura para que nadie te vea.

Lo que ves en la televisión, en las portadas, en el cine, en las revistas son fotos que, en el 99% de los casos, están retocadas para que no veas que tienen acné, que han cogido peso o vete tú a saber. Así que complejos fuera, que no valen para nada.

10. Los hombres siempre quieren sexo

MENTIRA. Claro… porque son hombres, ellos tienen que estar dispuestos al sexo a pesar de haber trabajado 8 horas cargando peso, llevando de un lado a otro y aguantando a su jefe. Es llegar a casa, ver a su pareja y, ale, ya empalmados.

No vamos a negar que ellos tienen más facilidades para olvidarse de los problemas y centrarse en el disfrute (no como las mujeres que damos muchas vueltas a la cabeza). Pero lo cierto es que eso no quiere decir que un hombre siempre esté pensando en sexo. Y no, tampoco es que si no piensa en sexo, piensa en fútbol. Al principio de una relación puede que sí, pero después la llama se va apagando un poco (lo importante es dejar que no se extinga del todo).