Vaginismo, ¿cómo superarlo?

Rate this post

Imagínate que estás con tu pareja en una situación íntima. Te sientes amada, te excitas, notas que él también lo hace. Llega el momento final, esa penetración. Y entonces, tus músculos vaginales se contraen de tal modo que cualquier intento por penetrarte supone una tortura para ti. ¿Te ha pasado? No estás sola, hay muchas mujeres que sufren ese problema.

Esto que te hemos comentado es una situación por la que pueden pasar mujeres con vaginismo, es decir, con reacciones automáticas del cuerpo al temor de una penetración vaginal. No es algo anormal, ni mucho menos. De hecho, según el Centro de Sexualidad Femenina de Nueva York, se estima que 2 de cada 1000 mujeres pueden verse afectadas de vaginismo.

En realidad, no hay una cifra concreta debido a que muchas evitan hablar del tema o no lo comentan con sus médicos, soportan el dolor o simplemente se alejan de las relaciones sexuales y de todo lo que tenga que ver con penetración vaginal.

Ahora bien, el vaginismo tiene solución. Los expertos establecen tres pilares fundamentales para tratarlo:

1. Asesoramiento psicológico-sexual

Llevado a cabo por un profesional donde hay una terapia basada en conversaciones y retos además de apoyo, no solo del terapeuta, sino también de la familia, pareja, etc.

2. Utilización de juguetes eróticos

Porque ayudan a conocer el cuerpo y también a ver que no hay nada malo por tenerlos dentro. De hecho, una de las actividades que suele hacerse es con dilatadores vaginales, como tampones, con el objetivo de que se acostumbre a tener algo en la vagina. Realmente es lo que más funciona para tratar el vaginismo.

3. Fisioterapia

Puede ayudar a algunas mujeres para relajar los músculos y evitar que estos se tensen. Muchos también recomiendan la acupuntura para aumentar los efectos de la fisioterapia.

Si tienes vaginismo, no estás sola. No lo sufras en silencio porque pueden ayudarte y tu vida cambiará. Reacciona AHORA.