Cómo mejorar tu rendimiento en el sexo estando gordita

sexo rendimiento sexual

Es muy frecuente que siendo (o sintiéndote) gordita pienses que te verás afectada a la hora de practicar sexo, por lo que te sentirás angustiada, deprimida y pensarás lo peor. Pero no te preocupes porque no siempre es grave.

Actividad física y dieta, la clave para un buen sexo

Más allá de cuál sea tu peso exacto y cómo te veas a ti misma, realizar actividad física de manera periódica y mantener una buena alimentación son dos cuestiones elementales al momento del sexo.

Por un lado, caminar todos los días una media hora, correr o hacer deporte te permite contar con un buen estado muscular, una óptima circulación de la sangre y una autoestima más elevada que te llevará a estar mejor predispuesta para una relación sexual.

En tanto desarrollar una alimentación saludable que conste de comidas sanas no solo te ayudará a no aumentar de peso, sino también a sentirte más liviana y con más ganas de pasar un momento único con tu pareja.

Si bien al principio puede parecerte complejo, tienes que saber que, en muchos casos, se trata de un cambio de hábitos alimenticios que, una vez que se convierten en rutina, evidencias grandes resultados.

Al mismo tiempo, hay diversos motivos que te producen una mayor tristeza cuando te encuentras gordita y con poca actividad sexual: la edad, los cambios hormonales y las enfermedades vinculadas a ello son factores muy influyentes.

De cualquier modo, a muchas mujeres les cuesta salir adelante o dar el primer paso hacia el objetivo de mejorar su situación, por lo que es muy recomendable que visites a un psicólogo y, si también lo necesitas, a un nutricionista.

Este último es un experto que, a partir de diferentes estudios y evaluaciones, determinará los alimentos y consejos más adecuados para ti.

Tus seres queridos y su ayuda

Tus amigos y familiares serán un gran sostén para ti y te brindarán ayuda y fuerzas para que te sientas más feliz y, así, tengas momentos íntimos con tu hombre y sin inconveniente alguno.

Dicho sea de paso, la pareja es, en general, la persona que mayor sostén puede darte y en la que más confiarás tú. Sea tu marido de hace muchos años o tu novio desde hace pocos meses, es el hombre en el que confías hasta para contarle tus problemas.

En estos casos puedes tener miedo de que te deje de querer. Sin embargo, esto último es casi imposible ya que, si está contigo, es porque te eligió por virtudes y características más allá de los miedos que puedas tener.

Los prejuicios, la cuestión más negativa para el sexo

sexo hacer el amor dormir

“Siendo gorda y teniendo este cuerpo, ¿Qué hombre va a desear tener sexo conmigo?” y “Estando gorda ningún chico se va a fijar en mi”, entre tantos otros son algunos de los prejuicios que muchas mujeres se dicen a sí mismas y que, aunque no lo creas, son falsos.

Al momento de querer experimentar el sexo, los hombres no te eligen precisamente por ser linda o fea, alta o pequeña, gorda o flaca; tu mirada hacia él, tus palabras, tu deseo de concretar lo mismo y tu experiencia en ello serán fundamentales para lograr el objetivo.

Como si fuese poco, sentirte bien contigo misma y demostrar que tu peso o tipo de cuerpo no son un impedimento para un momento único de disfrute también influirán.

Además, debes saber que para el coito hay diferentes posiciones que favorecen a la gente gordita debido a que nunca descansan o apoyan su peso corporal sobre la otra persona.

Por más que asegures que, como eres gordita no vas a poder tener un buen sexo, comprobarás que estás equivocada y que cuentas con los medios para salir adelante. Aprende a quererte a ti misma, a nivel emocional, psicológico, físico y espiritual y verás que no necesitarás de ninguna magia para aumentar tu rendimiento sexual pero sobre todo, para volver loco de deseo a tu pareja.