¿Qué es ser escort? ¿Los gorditos podemos ser escorts?

Seguramente la palabra escorts es algo que te suena. Es posible incluso que la hayas visto en algunas páginas de Internet, o cerca de tu casa. Pero quizá lo que no sepas es que ese término puede referirse tanto a mujeres como a hombres. Por eso, hoy vamos a explicarte un poco ese mundillo.

¿Qué es ser escort?

Seguro que has visto muchas páginas en Internet sobre escorts. Es posible que hayas visitado alguna de ellas, como Emasex, o similares (normalmente las que se encuentran en tu ciudad o cerca de ella), y no veas mucha diferencia con otro viejo oficio relacionado. Pero lo cierto es que sí hay alguna que otra.

Para que te hagas una idea, una escort es una persona, hombre o mujer, que ofrece sus servicios, no solo sexuales, sino de tiempo, afectivos, etc. para hacerte sentir importante. Es como si se convirtiera en una persona que estableciera una relación contigo, de tal manera que va más allá de las relaciones sexuales y lo que busca es la conexión con esa persona.

Si bien la mayoría de escorts que encuentras son mujeres, hay también hombres. Y en cuanto a los clientes, en el caso de las mujeres, su público es el masculino. En el caso de los hombres escorts, también su público principal suelen ser los hombres, aunque hay una mínima parte de mujeres (donde son más conocidos como gigolós).

Esto difiere, y mucho, con otra profesión, estableciendo así como prioridad el hacer sentir bien a la otra persona, no solo físicamente, sino mentalmente. Por eso, entre los servicios que se ofertan están el de acompañamiento, es decir, pasar un tiempo con la persona, asistir a eventos, etc. Algunos hablan de que son personas que “fingen” la relación ideal que el cliente quiere tener con otra persona. Y lo cierto es que no van muy mal desencaminados.

De hecho, no siempre se requieren los servicios sexuales; hay escorts que solo se dedican a ofrecer su compañía para la otra persona, pero sin ir más allá de esa “relación de cariño” que tienen.

¿Cualquiera puede ser escort? ¿Hasta los gorditos?

Si te estás preguntando si cualquier persona puede ser escort, lo cierto es que sí. Igual que hay millones de personas, no a todo el mundo le gustan las mismas cosas, a pesar de que en las páginas de Internet siempre se ven los mismos estereotipos.

Sin embargo, también hay personas que pueden buscar pasar su tiempo con hombres y mujeres gorditos, porque son los que les atraen. El problema es que muchas veces esto es difícil de conseguir, no es fácil que las agencias de escorts se suelan fijar en este colectivo (y casi siempre es más habitual que te las encuentres por libre). Pero sí, la respuesta a esa pregunta, es que cualquier persona puede ser escort siempre que esté dispuesto a serlo. Y en esto no entra el que se tengan más o menos kilos, sino el hecho de disfrutar con esa profesión.

Como te decimos, hay personas que buscarán la compañía de mujeres y hombres con sus kilos de más, que se quieran y que sepan que son la fuente del deseo de muchos. Aunque la sociedad nos haga pensar que eso no es así.