Los trucos para un selfie de 10 para gorditas con papada

selfie cámara

Cuando te sacas un selfie en algún lugar o sitio, la papada en tu rostro te genera ganas de borrarla y tomar una nueva. Sin embargo, existen trucos que ayudarán a que desaparezca y que sea la foto indicada.

Cinco trucos para desaparecer la papada en una selfie

Al ser la papada un impedimento para sentir que es un buen selfie para guardar como recuerdo, harás todo lo posible para taparla o que no se note tanto. Así, hay diferentes estrategias que te ayudarán a cumplir el deseo.

La mano en la barbilla

Colocar una de tus manos en la división de la barbilla y la papada es un método muy confiable y efectivo. Con tus dedos juntados taparás de manera completa la papada que no quieres que se vea.

La sombra

El sol apuntando hacia ti es ideal para una buena foto; así y con la inevitable sombra que producirá tu cámara al ubicarse encima de ti, haz que esta se ubique sobre la papada para que la tape.

El ángulo picado

Consiste en una foto a 90 grados hacia arriba del rostro, lo que generará que la misma enfoque más la parte superior; en consecuencia, tu papada se verá muy reducida y prácticamente eliminada.

Estirar el cuello

Simulando que intentaste alejarte lo máximo posible de la cámara con el fin de que se aprecie mejor el paisaje, estirar el cuello hará que la papada que tanto te molesta desaparezca de forma definitiva.

Posar de lado

A diferencia de la anterior, debes inclinar tu cabeza hacia la derecha o izquierda y lograrás no solo reducir la papada, sino también lucir tus ojos, nariz y boca.

Mover la cabeza hacia adelante

Para esto necesitas que el cuello y su piel se estiren. En consecuencia, tu mandíbula quedará más definida y, lo más importante, tu papada apenas se evidenciará.

Se trata de estrategias o actitudes que, para quienes observan la foto, es algo natural y propio de todo individuo que se saca un selfie.

Otros trucos para un buen selfie

selfie fotos trucosAunque algunos sean movimientos más naturales que otros, todos cumplen la función tan anhelada por las mujeres gorditas con papadas: que esta última se reduzca lo máximo posible

Guiñar el ojo

Implica, aparte de cerrar un ojo, otros actos como, por ejemplo, girar el cuello hacia un costado, un ángulo picado de cámara y encontrar el mejor movimiento.

Una vez realizado todo esto tienes que guiñar el ojo que se encuentra más cerca de la cámara (si giras hacia tu izquierda, el derecho y viceversa) y comprobarás cómo la papada desaparece.

Sacar la frente

Al requerir también de un movimiento de estiramiento del cuello, conseguirás disminuir la papada, que la misma se vea más oculta y que se evidencie mucho más tu frente.

Si bien este truco es útil, en algunas ocasiones resulta raro y poco frecuente que una persona se saque una selfie así, lo que puede llamarle la atención a quien la observe.

Sacar la lengua para la selfie

Siendo una acción propia de un individuo que busca dar humor a la foto, ayuda de manera considerable a que la papada se elimine por completo y puedas almacenar (y compartir) un selfie ideal.

Cabello en el rostro

Aunque te tape casi la mitad de tu cara, el pelo cubrirá completamente tu papada. Según cómo lo hagas, parecerá un hecho natural y consecuencia del viento o intencional para impedir que el público vea algo que tú no quieres.

Un maquillaje de color oscuro

Debes colocarte maquillaje de una tonalidad un poco más oscura que tu piel con una brocha. Con ello, reducirás y harás menos evidente tu papada en un selfie.

El maquillaje es un truco efectivo pero caro ya que comprarlo puede costarte mucho dinero. En cambio, los otros métodos son siempre gratuitos.

Las prendas, una solución que resulta inútil al momento de una selfie

Ante la necesidad de tapar de forma completa tu papada, una de las estrategias que se te pueden ocurrir es la ponerte una bufanda, un pañuelo o un collar grande en la zona. Incluso la primera sirve como excusa un día de frío.

Sin embargo, estas prendas o accesorios no solo no te ocultarán la papada, sino que además son elementos llamativos que ponen la atención del receptor sobre dicha zona.

Al mismo tiempo, hacer morritos tampoco resuelve el problema de la papada ya que no la reduce y hasta la vuelve más notoria. Aunque parezca algo obvio, son muchas las mujeres que lo han probado y no han conseguido resultados positivos.

Por su parte, hay quienes se sacan selfies muy de cerca para evitar que salga la papada. A pesar de ello, es muy difícil que se vea bonita y te permita guardarla como la mejor y compartirla.

La pose, la mejor solución para desaparecer la papada de tu selfie

Más allá de los movimientos eventuales que realices con tu cuello, la pose es siempre lo más efectivo para reducir la papada e impedir que se observe fácilmente en un selfie.

Entre todas las posiciones que puedes practicar con tu rostro, colocar la cabeza ligeramente hacia un lado y bajar la barbilla hacia el pecho es la que más práctica y natural resulta.

En tanto el cuello debe ser estirado hacia adelante y nunca para abajo dado que, si lo pegas mucho a tu pecho, aumentarás y empeorarás la papada.

Por último, la distancia entre la cámara y tu cuello también será determinante para disimular la papada. Si bien al tratarse de un selfie siempre estarás cerca de ella, las personas y elementos que tengas a tu alrededor influirán.

Por ejemplo, si en la foto te encuentras sola, tu papada (sea, o no, evidente) será más llamativa que con tres personas a tu lado y un bello paisaje detrás.

Cualquiera sea tu decisión, debes saber que, si eres gordita y tienes una papada que quieres ocultar, cuentas con diferentes trucos tanto para disimularla como para eliminarla; por lo tanto, no te impedirá sacarte selfies ni generar los mejores recuerdos.