Las posturas sexuales más peligrosas (para cualquiera)

Como sabes, si eres gordita, o gordito, hay ciertas posturas sexuales que no podemos hacer, porque nuestro cuerpo nos lo impide. Sin embargo, hay otras que sí.

En este caso, os quiero avisar de algunas posturas sexuales que se suelen hacer habitualmente pero que no nos damos cuenta del peligro que entrañan. Y esto no va solo para personas de talla XXL, sino para cualquier tipo de persona.

Las posturas sexuales peligrosas

Entre ellas tenemos:

1. El perrito. Sí, esa en la que la mujer se pone a cuatro patas y el hombre la embiste por detrás. Pues veréis:

a. Puede haber desgarros en la vagina si no se penetra de una manera equivocada, además de hacer daño.

b. El estar apoyada en manos y rodillas puede ser doloroso, quizá no al principio, pero con el vaivén y la presión, lo vas a notar, y mucho.

2. Sexo oral. El sexo oral, aunque no lo creas, también tiene sus peligros:

a. Puedes rozarle con los dientes el pene y hacerle daño.

b. Puedes no calcular la fuerza al apretar y que sea doloroso.

c. La penetración del pene puede ser molesta cuando se quiere introducir completo (daños en la garganta).

d. En caso de eyaculación en la cara, podrías tener conjuntivitis por Clamydia.

e. Ni que decir tiene que también puedes tener problemas en la boca (candidiasis oral).

3. El misionero. Sí, la postura habitual y la que dicen que no da tanto dolor. Pues puede ocurrir:

a. Infecciones en el tracto urinario (por el frotamiento).

b. Molestias por la penetración en según qué ángulo.

4. La vaquera. Es una postura que a las mujeres gusta mucho, pero…

a. Puedes doblar accidentalmente el pene y producirle un dolor muy fuerte.

b. Puedes no calcular bien y que la penetración sea dolorosa.

Así que cuidado con ellas.