Las mejores posiciones sexuales para gorditas

posiciones sexuales para gorditas

Estar excedida de peso no es un impedimento para practicar el sexo; existen posiciones sexuales para gorditas que te permiten disfrutar del coito de manera cómoda y sin apoyar tu peso sobre el cuerpo de tu pareja.

Las cuatro mejores posiciones para gorditas

Si bien algunas no son muy conocidas, todas resultan muy agradables para las gorditas cuando te acostumbras, ya que te permiten llegar al orgasmo más rápidamente. Además, tienes la posibilidad de realizar movimientos que resulten más excitantes para ambos.

El perrito

Es una posición sexual ideal para mujeres jóvenes y adultas excedidas de peso; por cómo queda posicionado el cuerpo, tu panza no molesta a tu pareja al momento de la penetración.

Al mismo tiempo, es una posición fácil de implementar y cómoda mientras no te apoyes sobre una superficie dura. A su vez, está considerada una de las más placenteras por parte de los hombres.

La cuchara

Es una de las más frecuentes del kamasutra. Para las gorditas, los kilos de más no son un inconveniente; para el hombre es muy sencillo poder penetrar y estimularte con besos y caricias en los senos.

La cuchara es una posición que asegura el goce mutuo ya que permite practicar todo lo que en el sexo causa placer y alcanzar el orgasmo con el correr de los minutos.

La somnolienta

Se trata de una posición sexual con una característica particular: es muy propia de quienes se despiertan a la mañana, luego de dormir toda la noche juntos, y sienten ganas de tener una nueva relación sexual.

Al mismo tiempo, la somnolienta te posibilita -incluso si eres gordita- a dar y recibir besos en el cuello, abrazos, caricias y movimientos que producen placer y excitación.

La sorpresa

Definida como una posición aventurera, la sorpresa te brinda la posibilidad de agacharte y apoyarte sobre una mesa o mueble. Así, tus zonas más erógenas quedan expuestas, lo que da lugar a un goce extremo.

Al igual que las anteriores, tanto tu panza como las partes de tu cuerpo que podrían incomodarte, no molestan a tu pareja. Esto producirá su rápida aceptación.

El sometido, una posición que incrementa el placer

Ideal para hombres y mujeres con algunos kilos de más, esta posición surge como consecuencia del deseo de montarse sobre el otro y no poder debido a, justamente, el exceso de peso. Es muy excitante y se practica cada vez más.

Concretamente, el sometido consiste en ubicarte de espaldas al hombre. Aunque parezca raro o impersonal, carecer de contacto visual estando con todo su cuerpo al alcance genera una gran excitación y deseo sexual.

En tanto las partes genitales de ambos son muy fáciles de tocar y acariciar, lo que implica, en el caso del hombre, una erección más rápida; mientras que, para ti, el nivel de excitación y el deseo de una inmediata penetración también serán mayor.

Sin embargo, el sometido es una posición que resulta más agradable para parejas estables; es decir, que se conocen desde hace mucho tiempo y, por ende, cuentan con mayor confianza.

Lo mismo ocurre con el denominado misionero con apoyo, que consta del hombre acostándose de frente a ti. A su vez, tú tienes que colocar un almohadón debajo de tu pelvis para sentirte más cómoda y, así, poder levantar tus piernas y facilitar la penetración.

Otras posiciones sexuales para gorditas

sexo rendimiento sexualA medida que adquieres mayor confianza con tu pareja y contigo misma comenzarás a implementar nuevas posiciones que te otorguen mayor goce y placer en el sexo. Así, hay otras cuatro que ambos podrán utilizar.

El columpio

Con el hombre sentado y con sus piernas extendidas, tú debes ponerte encima pero dándole la espalda y sosteniéndote desde sus piernas o desde algún mueble, silla, sillón o mesa. De este modo podrás hacer los movimientos necesarios para arriba y para abajo.

En esta postura tú tendrás que hacer un mayor esfuerzo, lo que no necesariamente implicará un problema si te sientes preparada para ello.

Vaquera invertida

Es una posición similar a la anterior con la diferencia de que en esta debes dirigir la mirada hacia los pies. Por su parte, el hombre estará más cómodo, se excitará más y, en consecuencia, logrará una mejor penetración.

Posición simétrica

Consiste en ubicarse uno al lado del otro, aunque con tu pareja un poco más atrás para que pueda acariciarte la espalda, besarte el cuello y pasar sus manos por tus senos y zonas más excitantes como el clítoris.

La posición asimétrica es recomendable para parejas a las que les gustan los inicios lentos; es muy cómoda para hacer el amor de forma lenta y lograr el mayor disfrute y placer.

Acostada en el sofá

Se trata de una costumbre que, por lo general, les gusta tanto a los varones como a las mujeres. Al sentarte, acostarte o apoyarte en el sofá tu peso no afectará a tu pareja.

Al mismo tiempo, el hombre también se sostendrá sobre el respaldo del sofá, por lo que, si es gordito, no te perjudicará a ti. Una vez garantizado el apoyo y sostén, podrán practicar el sexo de diferentes maneras.

El sexo para gorditas es mejor en una superficie cómoda

Cualquiera sea la posición que desees para tener un buen y placentero sexo, es muy importante que lo lleves adelante en una superficie confortable; es decir, que no sea dura (por ejemplo, un colchón, un sofá o sobre almohadones).

Esto último te permitirá sostenerte y apoyar tu peso (seas, o no, gordita) sin que te duelan los brazos, las manos y las rodillas. Además, experimentarás mayor placer dado que, al estar más concentrado en la penetración, carecerás de dolores o molestias.

En tanto la posición exacta que pongan en práctica dependerá de un acuerdo mutuo con tu pareja a partir de lo que ambos sientan mejor para sus respectivas necesidades.

Es por ello que existen muchas posiciones sexuales que benefician a las mujeres gorditas. La mayoría hace que los kilos de más no sean un impedimento para vivir un momento único e íntimo de placer con el hombre que te gusta.