Cómo elegir lencería para gorditas (y gorditos)

La lencería erótica se puso se moda hace unos años. En esa época, por el hecho de que se incitaba a la persona, que era muy buena para las relaciones sexuales, etc. todo el mundo quería una prenda de este tipo.

El problema es que, cuando tienes kilos de más, esas minipiezas que cuestan un pastón, no son siempre para nosotras. Sí, cuesta mucho trabajo, y ni que decir tiene que suelen incrementar el precio en algunas prendas de lencería solo porque se usa más tela, encontrar alguna.

La lencería erótica para gorditas existe, pero en España no es de la que vas a ver en la tienda de la esquina. Hay que buscar, y mucho, y a menudo tienes que comprarla fuera para conseguir algo donde entres y no se escapen la “chicha” por todos lados, afeándote el cuerpo.

Entonces, vayamos por partes:

1. ¿Dónde comprar lencería femenina para gorditas?

Te aconsejo que mires por Estados Unidos. Lo bueno de este país es que tienen un tallaje increíble y ahí siempre, y lo reitero, SIEMPRE, vas a encontrar talla para ti. Además, no tienes que quedarte solo con ropa que parece de las abuelas, no, hay ropa moderna, femenina, para mujeres con curvas.

A menudo encuentras algo pasable en tiendas como Kiabi, C&A y similares, pero las tallas grandes parece que están contadas (o el precio suele hacer que no te decantes por ella). En estas tiendas, mejor esperar a rebajas.

2. ¿Qué lencería erótica para gorditas comprar?

A ver, en este caso os doy dos opciones:

a. Prendas que aprieten, porque con ellas vas a conseguir fomentar tus formas. Sí, son ajustadas, como un body o similar, pero hará que tu cuerpo se vea mucho mejor. Pruébalo.

b. Prendas vaporosas, que no te marquen si no tienes una buena figura. Eso ayudará a que te veas más sensual. Eso sí, no te pases con la talla, tampoco es cuestión que te pongas algo que te haga más gordita.

¿Y en el caso de la lencería para gorditos?

También hay, y donde mejor vais a encontrarla es en Estados Unidos. Es donde tendrás más variedad. Igual que con las mujeres, en tiendas de tallas grandes (que suelen ser caras), o en Kiabi, C&A, etc. puedes encontrar algo, pero poca cosa.