Las claves que te dirán si eres bisexual

BISEXUAL 1
Rate this post

La sexualidad existe para que cada quien la disfrute de la manera que mejor le parezca. Bien sea mediante relaciones sexuales heterosexuales u homosexuales. Los gustos y preferencias de cada quien deben ser respetados y tolerados, aunque no sean similares a los nuestros. Claro está, siempre y cuando este disfrute de la sexualidad no incurra en abuso y/o violencia por parte de una persona a otra. En torno a este tema de disfrutar libremente la sexualidad ha surgido varios debates vinculados directamente al mismo. Uno de ellos tiene que ver con la bisexualidad y sus claves. ¿Cómo saber si eres bisexual? Descúbrelo a continuación.

¿Qué es ser bisexual?

En términos generales, la bisexualidad apunta a aquellas personas que se sienten atraídas física y sentimentalmente por individuos de su propio género o cualquier otro. Por ejemplo, chicos que se sienten atraídos por mujeres pero a la vez tienden a fantasear sexualmente con otros hombres, y viceversa. Muchas personas bisexuales tratan de ocultar dicha afinidad mediante otros géneros “recién surgidos” del lenguaje sexual como pansexualidad y los géneros no binarios. Incluso, también se ha determinado que un bisexual puede llegar a sentirse atraído por alguien identificado como ‘no binario’, es decir, que no se identifica ni como hombre ni como mujer.

Si eres hombre y estás saliendo con una mujer pero frecuentemente desarrollas deseos y pensamientos eróticos con otros chicos, sigues siendo bisexual. Enfatizamos este punto porque muchos suelen pensar que al salir con una chica pero aún con deseos por otros hombres, se ha pasado de lleno a la heterosexualidad. Sin embargo, la realidad es otra y es que nunca dejas de ser bisexual y probablemente nunca dejarás de serlo. Cabe acotar también que algunos bisexuales tienden a desarrollar preferencias por cierto género a lo largo del tiempo, es decir, se inclinan más hacia el lado de las relaciones con personas de su mismo sexo, o viceversa.

BISEXUAL 1

La bisexualidad apunta a las personas que se sienten atraídas por otras del género contrario o de su mismo sexo (Foto de Nara Psicología)

¿Está mal ser bisexual?

Uno de los errores comunes y falsas creencias que se ha encargado de imponer la sociedad en torno a todas aquellas personas no heterosexuales es hacer pensar que es malo e incorrecto salirse de los parámetros establecidos. La formación cultural y religiosa también juega un rol fundamental en este punto, puesto que generalmente se ve con desprecio y malos ojos a quienes no se identifican como heterosexuales sino que manifiestan cualquier otra preferencia sexual. Ello ha producido una inmensa ola de crímenes, burlas y críticas hacia la comunidad LGBTI, derivando al mismo tiempo en la formación de fundaciones y movimientos sociales encargados de proteger los derechos de estas personas.

Ser bisexual no es malo, así que olvídate de lo que te hayan dicho con respecto al tema. La homosexualidad tampoco es algo errado, siempre y cuando en tu libre expresión de la sexualidad no hayan individuos afectados de por medio. Además, una teoría de Freud indica que todos durante la etapa de gestación en el embarazo somos bisexuales y la sexualidad definitiva se irá formando después con la formación de un pene o una vagina. Ello por el lado biológico. En cuanto al ámbito emocional, tus preferencias desde chico/a y el contexto en el que te críes juegan un papel fundamental en torno a si eres o no bisexual. En resumen: no está mal expresar tu sexualidad y preferencias libremente, siempre que cuides de que ello no perjudique a nadie.

BISEXUAL 2

No está mal ser bisexual, así que no te sientas inferior a otros por ello (Foto de Cadena SER)

Claves para ‘detectar’ la bisexualidad

Pese a que no hay un “diagnóstico” específico para determinar quienes son bisexuales, homosexuales o heterosexuales, si existen ciertas claves que podrían ayudarte a determinarlo. Ahora que estás al tanto de que la bisexualidad es algo absolutamente normal y que no tiene que hacerte sentir inferior a otras personas, es preciso conocer estas claves que acabamos de mencionarte. Algunas de estas claves esenciales son:

  • Al soñar por las noches o tener fantasías sexuales en momentos de apremio horny, no piensas en personas de un género en específico sino que tiendes a pensar en hombres o mujeres por igual. También se incluyen acá los de género no binario, transexuales, pansexuales, entre otros.
  • Te has imaginado en ocasiones a ti mismo/a saliendo, teniendo sexo, compartiendo una vida, amando e incluso estableciendo un hogar con alguien de cualquier género.
  • Al menos una vez en tu vida estuviste atraído/a o enamorado/a de una persona de cualquier sexo.
  • Tus sentimientos pueden llegar a variar o incluso ser similares en cuanto a la atracción y sentimientos desarrollados hacia alguien específico, sea hombre o mujer.
DETECTAR

Hay ciertas claves que podrían ayudarte a “detectar” la bisexualidad (Foto de Lambda Legal)

No te cohíbas de la felicidad

Siguiendo con lo establecido en el punto anterior, debes plantearte y responderte a ti mismo si has pasado por cualquiera de estas situaciones. De ser así, probablemente seas bisexual y no lo hayas descubierto sino hasta hoy que has leído estas claves esenciales. No obstante, muchas personas se identifican a sí mismos como tal sin tener que interrogarse internamente respecto a lo que prefieren, puesto que tienen bien claros sus gustos y preferencias.

Si eres mujer y estás saliendo ahora mismo con un chico pero con frecuencia tiendes a tener fantasías sexuales con otras chicas, no te sientas mal por ello. Tus sentimientos estarán dirigidos hacia la persona con la que sales y compartes, pero tu instinto probablemente te haga desear a otra chica contigo. El mismo consejo aplica para los hombres. Y finalmente, entender que ser bisexual no implica ser infiel, promiscuo, enfermo o aberrado, simplemente manifiestas y disfrutas de tu sexualidad de la manera que mejor te parece y lo haces de manera responsable.

FELICIDAD

Tus gustos y preferencias sexuales no deben cohibirte de la oportunidad de ser feliz (Foto de La Vanguardia)